Hace muchísimo tiempo, un grupo de jovenes se reunía en un comedor de cierta vivienda ubicada en Villavieja de Yeltes para grabar unas cuantas tonterías.

Despues de toda una tarde divertidísima salimos con una cinta que nos hace reir hasta hoy en día cada vez que la escuchamos…

Ese mismo día se creo lo que ahora llamamos el himno del “Dachunda Chunda”.